top of page

Evitar la confrontación, el estilo mexicano


Cuantas veces nos ha quedado mal un amigo a una invitación a cenar, y después nos enteramos que nunca tuvo intenciones de ir pues tenía otros compromisos, como un viaje planeado hace meses, incluso dijo que si y mostró entusiasmo, pero nunca se presentó o llamó para disculparse. Cuantas veces un cliente te niega la llamada para evitar decirte que ya no requiere tus servicios, o cuantas veces un empleador se niega a contestar solo para evitar tener que decir "lo siento hemos contratado a alguien mas".

Este vicio cultural se traduce en mala comunicación, si bien es difícil ponderar el costo, de entrada sabemos que genera malestar, estrés, desgaste innecesario de recursos físicos y materiales, está tan arraigado en nuestra cultura que nos cuesta trabajo decirle que no a un ambulante en la calle o a quien mendiga, de alguna manera promovemos y solventamos esta actividad. Incluso compramos productos y servicios que no deseamos solo porque no sabemos decir que no, como tiempos compartidos, productos mágicos en empresas piramidales o tintes, cortes de cabello o ropa, incluso aceptamos papas y refresco grande cuando no nos apetece, nos salimos del presupuesto personal en las comidas con amigos, y la lista sigue.

En la administración de proyectos se incluye como parte del plan maestro, en el plan de comunicaciones y como parte de el proceso de adquisiciones establecer los criterios de evaluación y las actividades de cierre contemplan informar el resultado a los participantes así como su evaluación. Como proveedor recibir una retroalimentación de la propuesta es muy valorado para mejorar atención al cliente, calidad y precio, es caer en en círculo virtuoso donde proveedores y compradores van mejorando en cada proceso.

Lo mismo aplica para la vida cotidiana, es necesario aprender a ser asertivos y saber decir "no" cuando no lo deseamos, solo podemos mejorar si sabemos en que estamos fallando, aprender a comunicarnos efectivamente con nuestros seres queridos y saber decir: no estoy de acuerdo con el precio, la calidad o simplemente no me apetece; desmitificar que decir "no" no es falta de educación, ni ser groseros o rudos, es una lección muy valiosa que todo niño debería aprender incluso para salvaguardar su seguridad.

Una nueva cultura donde informar una decisión y la razón por la que fue tomada es simplemente un procedimiento mas, al final solo puede ser interpretado como auto conocimiento, asertividad y auto respeto. Una vez mas la administración de proyectos nos da herramientas para mejorar en los negocios y en la vida personal.

para mas información consulte:

https://www.weforum.org/agenda/2015/12/how-would-you-fare-global-negotiating-table/


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page