top of page

Las características del emprendedor


A continuación describo, desde mi experiencia, cuales son las características que debe de desarrollar un emprendedor.

Resilencia

He conocido muchos emprendedores, unos exitosos y otros no tanto, con diferentes características, cualidades, personalidades y estilos, de diferentes especialidades y tipos de negocio, unos carismáticos y otros introvertidos, unos intelectuales y muy inteligentes y otros bastante tontos, y el factor común que encuentro en todos es su perseverancia. No se trata de estudios o de preparación, por supuesto yo soy creyente de la educación formal y definitivamente estudios, talleres, seminarios son una ventaja competitiva, pero no es el factor X, no es el punto disyuntivo, ningún taller que se llame "como ser emprendedor" te llevará a ser un emprendedor exitoso, puede enseñarte la caja de herramientas pero no te enseña a usaras, para esto, como todo en la vida, se trata de práctica, así como el violinista persevera para ser primer violín, el emprendedor persevera para mantener el negocio a flote sin importar nada mas, no se rinde, se trata de la capacidad para perseverar para cumplir sus metas en cualquier escenario y bajo cualquier circunstancia, Se trata de tener la templanza de no dejarse caer, y ya en el piso, aprender, ajustar, levantarse y volver a intentar, adaptarse porque morir no es una opción, se trata de resistir los portones en la cara y de ir en contra corriente, de no escuchar a todos esos que mueren de ganas de decirte como, y en el fondo quieren decirte "te lo dije", incluso lo más difícil es lidiar con las personas que te quieren porque quieren lo mejor para ti, Y a final de cuentas renunciar a un buen trabajo estable por ir a vivir un sueño significa poner en riesgo tu carrera, los que te aman simplemente quieren vierte bien, quieren que mantengas el status quo. La respuesta a ellos es la pregunta mirando a los ojos ¿crees en mi? entonces apóyame.

Vendedor Ferreo

El trabajo numero uno es vender, el trabajo numero dos es vender, y el tres es vender y después sigue vender, vender y vender. A inversionistas, a socios, a clientes, a amigos, a desconocidos, a la web, a la familia, a todos. No todos amamos las ventas, pero si no quieres vender estás en el negocio equivocado, no importa que tan bueno sea tu producto o servicio si no vendes un bolillo no va a pasar de ser una idea genial.

Optimista aun en los peores escenarios

¿No vendiste nada en un mes? se optimista; no vendiste nada nunca no sabes vender, se optimista; el trato acabo mal, se optimista; perdiste dinero, se optimista; te dijeron que no estabas a la altura, se optimista; ni si quiera te abrieron la puerta para ofrecer lo que vendes, se optimista; no tienes para comer o para la renta y tienes que pedir prestado, se optimista; se optimista siempre, nadie va a venir a darte ánimos, aún cuando no creas en ti, se optimista, hay alguien allá arriba que si cree en ti.

Líder

Líder solo hay uno en cada organización, no necesito citar los nombres de los líderes que le han dado forma al siglo XXI, no fue el CEO, no fue el jefe del departamento, no fue el vendedor estrella, el líder es el que tiene claro el que, puede ser que no sepa como ni cuando, ya lo aprenderá en el camino, pero tiene muy claro que hay que hacer, y es la punta de lanza, tiene que decirle que hacer a todos a los que les vende, socios, empleados o clientes, es el que toma las decisiones, es el que conduce el auto, no puede tomar una siesta mientras maneja, no puede pasar el volante sin detenerse. Existe el mito que el líder tiene que ser hermoso, carismático y sencillito, pero la realidad es que pocos lideres cumplen con estas características, el líder tiene una visión y la capacidad para transmitirla y venderla, no es porque es carismático, es porque tiene argumentos sólidos, la capacidad de comunicar su visión define su éxito. En resumen, sabe el que, toma decisiones y se comunica efectiva y eficientemente.

Vence el miedo

El miedo paraliza, el miedo mantiene el status quo, y el emprendedor tiene que ser un agente de cambio, tiene que retar el modelo como tal, romper el molde y probar una manera nueva, diferente, en algunos casos que nunca se ha probado, en otros casos seguir los pasos de alguien mas, de cualquier manera es andar el camino poco o nunca recorrido. El miedo debe de convertirse en el aliado, el miedo te hace estar despierto y atento al entorno, estar siempre nervioso, para tomar decisiones en tiempo. Es tener fe aun cuando no se tiene la confianza. Es estar conciente de que las cosas pueden salir mal y aún asi hacerlas, el emprendedor es un "doer" un accionador, hay tres reacciones limbicas humanas posibles ante la amenaza certera: congelarse, huir o pelear, el emprendedor siempre tiene que pelear, aún cuando el miedo se mas grande que no mismo, aún cuando las posibilidades de ganar no están a tu favor, hay que tomar el riesgo. De nada sirve calcular el riesgo si no se pasa a la acción. Hay que reprogramarse de manera que el miedo nos conduzca a una única reacción posible, pasar a la acción, tomar el riesgo.

Soñador

Soñar es fácil, todos fantaseamos, lo difícil es hacer que los sueños sucedan. La diferencia es que el emprendedor no sueña con sacarse la lotería, o casarse con un artista de Hollywood que solucione sus problemas, los sueños del emprendedor son materializar proyectos. Todos los proyectos tienen un objetivo y un fin, y todos los proyectos de un emprendedor terminan igual: crear un modelo de negocio sustentable. Muchas veces ni siquiera es que retorne la inversión, es común que veamos la inversión como fondo perdido, sustentable es que genere dividendos, utilidades, dinero, incluso no importa cuando, pero si no genera dinero es un fracaso, dinero en el peor de los casos para sostenerse a si mismo, en el mejor de los casos que solucione la vida del emprendedor, para que pueda volver a los suyo: Soñar. Para dejarlo bien claro, el emprendedor no sueña con ser el mejor pastelero del mundo, ese es un empleado, el emprendedor sueña con ganar dinero vendiendo pasteles y se imagina todas las maneras posibles de lograrlo, y apuesta a todas.

Socializador estratégico

Personas, siempre se trata de personas, formar un equipo significa encontrar a las personas que equilibran la ecuación, todo lo que tu no eres tiene que tenerlo alguien mas, si no sabes leer a las personas necesitas alguien que sepa hacerlo, si no sabes de finanzas y ocntabilidad necesitas un buen contador, etc. solo no vas a ningún lado, ¿quieres llegar lejos? paga por eso, comparte las acciones de la compañía, rodéate de personas de alta calidad humana de grandes capacidades, esa es la base de un equipo de alto desempeño, las bases para el éxito de cualquier proyecto es contar con las personas adecuadas.

Honestidad

No se puede fundar una organización o negocio que trascienda en el tiempo engañando a los clientes, tarde o temprano esto pasa factura, la honestidad paga, con el tiempo.

Extra bonus: Aprendedor

Si el emprendedor aprende, el éxito llega mas rápido. Ya sea por la práctica, ya sea por los errores cometidos, ya sea de las personas que lo rodean, registrar las lecciones aprendidas permite crear un círculo de mejora continua, cuanto menos tiempo le tome en aprender, mas rápido evoluciona, y el cambio es lo único que permanece constante, el emprendedor tiene que aprender además de vender y gestionar las ventas al menos mercadotecnia, si no aprende, entonces llenarse de personas que sepan, por eso es un extra bonus no es un requisito indispensable, es un plus. A el emprendedor necesita saber que el dinero es una herramienta de paso saber de contabilidad, finanzas e inversiones, si no entiende como se manufactura el dinero es mejor dejarlo en el banco en una inversión segura, tiene que saber de impuestos tiene que aprender a relacionarse con al menos su equipo, su circulo íntimo. En todos los casos es prueba y error, y cuanto mas errores mejor.

Extabonus: Ser organizado

Todas las características anteriores definen al emprendedor, sin embargo no necesariamente son innatas, pueden ser aprendidas, una de las herramientas que me parecen básicas para un emprendedor es ser organizado, pero específicamente ser organizado con el recurso mas valioso: el tiempo. Hay talleres que enseñan como usar la agenda y sacar prioridades pero sobre todo el emprendedor debe de organizar su vida, su día a día en tres tipos de actividades o clasificaciones. Operativas, generadoras de valor, y generadoras de dinero. En lo operativo cae dormir, comer, asearse, hacer ejercicio, descanso, familia, ocio. Las actividades que generan valor son aquellas que traerán un beneficio en el futuro, como el MBA, el diplomado de mercadotecnia, un curso de programación o de manejo de un software y todo aquello que implique conocimiento, cuanto mas sepa mejor preparado estará para lo que viene -osea lo desconocido-, aquí también están las diarias relaciones estratégicas, las llamadas y correos de ventas, networking, la participación en cámaras y simposios, y sin poder dejar de mencionarlo: leer correos no genera valor, ni linkedin, ni facebook, ni instagram, ni twitter, no se debe permitir que estas actividades nos priven de hacer cosas que si generen valor, en resumen, las actividades que generan valor son todo aquello que en el futuro nos sirva para vender, otra vez para que me quede bien claro: si no es una herramienta de venta no genera valor. Saber de política, macro economía, los indices de éxito del modelo de negocio, en general el conocimiento teórico no genera valor. Por último no menos importante, las actividades que generan dinero, porque esto es un negocio, si no dedicamos tiempo de calidad al negocio de nada sirve el esfuerzo, aquí está implícito mantener contentos a los clientes para que vuelvan por mas, aquí entra el tiempo dedicado al producto como tal, minutos dedicados es igual a dinero, cada vez que termino un pedido, sean pasteles, gorditas, páginas web, líneas de programa o edificios, es por lo que el cliente paga. Si dedicamos 4 horas al día a generar valor y 4 horas a generar dinero, el único resultado posible es el éxito. Ocho horas diarias trabajadas con el mismo ahínco con el que trabaja un godinez es todo lo que se necesita, así como el Godinez se esfuerza por hacer su trabajo excelente, el trabajo del emprendedor esta orientado a dos cosas: generar valor y generar dinero. Se dice fácil, pero hay que luchar el día a día con el monstruo de "yo soy el dueño de mi tiempo", y con cosas como "no me salí de trabajar 70 horas de godinez para matarme", así que lo repito para que me quede bien claro: No soy el dueño de mi tiempo, tengo la obligación de trabajar al menos ocho horas, y me salí de godinez para matarme por un bien mayor, si quieres que tus empleados se maten trabajando por ti, necesitas hacer lo mismo por tu bebe la empresa, dejarlo morir no es opción, volvemos al punto número uno, no es pasión, no es excelencia, es resilencia.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page