top of page

¿Como defines tu liderazgo?


Hace unos días me hicieron una pregunta en una entrevista:

¿Como defines tu #liderazgo?

La verdad es frustrante que pretendan perfilarte y definirte como persona con una pregunta de chismógrafo de tres minutos.

Respuesta corta: Situacional, pero principalmente delego. Tuve que explicarles la diferencia entre un gerente (ejecuta y controla) y un director (delega y supervisa) (para mas información ver la teoría de liderazgo situacional de Hersey & Blanchard). Sus caras de respuesta incorrecta me lo dijeron todo.

Respuesta larga: (que por supuesto no tuve tiempo de explicar)

Hace mas de 20 años, parte del proceso vocacional -y mas que vocacional autoconocimiento en la búsqueda de la identidad personal- los jesuitas ponían el test del #eneagrama, para el que no este familiarizado con este, se trata de 9 perfiles de personalidad, el eneagrama incluso en algún punto menciona las profesiones afines o los roles que la persona disfrutará en su vida diaria, pero ojo, como bien dicen en la explicación inicial el test no define a la persona, sino que la persona identifica cuáles características lo definen como parte te un proceso de auto exploración y conciencia, vamos no es el #DISC, en fin, para no hacer el cuento largo, yo soy un 8. El 8 es el líder, quiere decir que es un líder natural, no teme la confrontación incluso le gusta, le gusta estar la frente, prefiere tener el control de la situación, disfruta cuando otros le siguen y le preguntan que hacer, trabaja muy bien en situaciones de estrés, sumamente orientado a la tarea y al resultado, no teme expresar sus ideas y defender su punto, altamente competitivo y estratégico, etcetera etcetera la historia de mi vida, desde presidente de la sociedad de alumnos hasta dirigir una empresa.

Mas tarde en el tiempo aprendimos que en un organización el líder, el verdadero líder es solo uno, el que toma las decisiones, vamos el patrón, a nosotros nos toca integrarnos a una cadena de mando y obedecer órdenes, que pueden ser tareas precisas o planes estratégicos de la empresa, pero nos toca obedecer. La lealtad en la jerarquía lo es todo, si no hay lealtad, no hay confianza, sin confianza no puedes construir nada. La lealtad es una de las tres características que busco en una persona cuando contrato personal, no me importa su experiencia; esa la va adquirir aqui, conocimientos, se los vamos a dar aquí lo vamos a formar, pericia; aquí va a tener oportunidad de practicar. La segunda es la honestidad, no soporto a la gente corrupta, no soporto a la gente que miente, una vez mas si no hay honestidad no hay confianza. Y por último la persona debe ser capaz de reconocer sus errores, y créanme, en la obra los errores son diario, lo último que necesito es alguien que quiera poner sus errores abajo del tapete, los errores en la construcción tarde o temprano salen, alguien que acepta sus errores es capaz de aprender, y puede adoptar la mejora continua como una forma de vida. Esto último es todo un tema, en la cultura mexicana somos capaces de todo con tal de no aceptar que nos equivocamos, señalamos, mentimos, excusamos, ocultamos, somos una sociedad con miedo y que evita la confrontación, no somos capaces de hacernos responsables, estamos muy lejos del cambio de cultura (japoneses, alemanes, etc.) donde el error es del proceso, no de la persona, si algo falló es porque no hay un buen procedimiento, aquí lo reducimos a lo "endejo" que es la persona.

También nos toca dirigir equipos. Dirigir: "Hacer que una cosa en movimiento avance hacia una dirección determinada sin desviarse", cualquiera que haya sido residente de la construcción, con personal en su nómina sabe de que estamos hablando, ser el sargento de la cuadrilla es el pan de cada día para al que ha estado en la obra, si no eres duro te comen para el almuerzo. Ninguna industria es así, la construcción es un ambiente hostil, donde hay que lidiar con personas difíciles, es muy difícil explicarle eso a organizaciones que aspiran a ser Google, integradores y humanos, que en la construcción no aplica, cuando estamos acostumbrados a trabajar con convictos con tatuajes de pandillas, drogadictos que no tienen pena de drogarse enfrente de ti, gente que como dicen por ahí "mata por una caguama" (pero literal), sin escrúpulos, sin valores, sin educación, rateros, bandidos, delincuentes, alcohólicos, desadaptados, retrasados, marginales, como decía un ingeniero por ahí: "si nos hacen el antidoping nos sacan a todos". No todos son así, pero es la verdad de la dura realidad. Trabajos temporales, donde la gente va y viene, no les importa dejar tirada la chamba, no les importa ir a concilicación por tres pesos, si van a almorzar almuerzan no importa que amenazas tengas, por eso las categorías son muy marcadas, nunca le digas a un electricista: plomero, nunca le digas a un carpintero: albañil, aprendes orientar - dirigir - comandar incluso regañar a gente que es mas fuerte, mas vieja/joven, y esta armada, muchos inestables mentalmente, para que tomen un rumbo exacto. Quien ha estado en la obra sabe de que clase de gente bragada estamos hablando. Alguna vez me tocó enfrentar una horda de camioneros armados con piedras y palos, y la vida te enseña a nunca enfrentar a una persona armada con un martillo, como le pides a un chapopotero que lleva toda la mañana entre mezcla a 150 grados centígrados que se brinque la hora de comida porque ya llegó el material, haciendo algo que sabes perfectamente que no podrías hacer ni media hora, ¿como se los explicas a esas caras pálidas de ejecutivos que se ve que no han tomado sol en meses? La obra es un lugar hostil en las peores condiciones de trabajo, con los peores sueldos... pero nos gusta andar comiendo polvo, inlcuso hasta lo disfrutamos.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page